Doncella de blanco

Ámbar que supura luminosidad

(Aunque imperceptible necesario),

Sonríe e inunda las costas

(Agitadas por la mar y el viento),

De todo lo creado.

 

Blanco o negro y toda una maquinaria

(El costo de cocrear en la incerteza),

Aquella que no siente pero transforma

(Como el riesgo a la especie),

Oculta (ya en vano) su secreto:

Qué su motor es tu mente.

 

Recordaron los herederos

(dentro de algunas generaciones)

Que grande fue la dicha en la tripulación

Cuando por el capitán fue anunciado

El viraje hacia las costas inundadas por el ámbar que supura luminosidad

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s