Sistema de partidos en la transición a la democracia en Corea

 

Caracterice el sistema de partidos en Corea del Sur. Especifique la dinámica asumida por este actor social en el contexto de transición democrática.

La promesa de democratización “del 29 de Junio”, en la cual el gobierno de Chun Doo Hwan se vio forzado al poner en marcha el proceso de transición democrática, fue concretada en junio del 87 con la Declaración de Roh Tae Woo. Roh era quien dirigía el interinato hacia la conformación del primer gobierno democráticamente elegido, vale aclarar que dicho personaje provenía de estratos castrenses. Se declara una nueva constitución democrática en octubre de ese mismo año y la votación a presidente se celebra dos meses mas tarde. Al sufragio acudió el 90% del padrón habilitado para votar y la victoria fue para el Partido de la Justicia Democrática (DJP) quien, con un discurso de promesa de democratización y cuyo candidato fue el mismo Roh, obtuvo menos del 37%, aunque fue un porcentaje suficiente para ser electo en un sistema en donde se triunfaba obteniendo mayoría simple. La de diciembre de 1987 fue la primera elección presidencial directa y con libertades ampliadas en 16 años.

Roh Tae Woo ganó porque el voto para los dos antiguos líderes opositores, Kim Dae Jung, del Partido para la Paz y la Democracia (PPD) y Kim Young Sam, del partido de la Reunificación Democrática (RPD) estuvieron divididos casi equitativamente; Kim Jong Pil (también de origen militar), del Nuevo Partido Republicano (NDRP), era un cuarto candidato cuyo partido incluía a antiguos dirigentes del gobierno de Park Chung Hee (1961-1979), tuvo más éxito del esperado, obteniendo el 8% de los votos.

Karl, en el texto de Kim Jong Ho, cataloga éste como un proceso de democratización de elite influyente. Ello implica un contrato político deliberado que desmovilizara a las masas actuantes cada vez más en ascenso, mientras delineaba la medida en que todos los actores podrían participar o ejercer el poder en el futuro.

En este primer escenario los partidos políticos denotan una característica fluida, puesto que los mismos son lugares institucionales endebles en donde los líderes de los mismos cumplen un rol cuasi totalizador; tendencia que será una constante en el periodo analizado. La no adherencia a principios políticos, puesto que históricamente en tiempos autoritarios la antinomia demócratas/autoritarios era suficiente para interpelar a la conciencia cívica coreana, propició un comportamiento egoísta por parte de la dirigencia política. Entendible esto pues toda transición a la democracia refiere a un momento previo de represión de las manifestaciones políticas y, por consiguiente, de imposibilidad de institucionalizar las prácticas políticas que un partido requiere para su dinámica propia.

Por lo antes mencionado existió en la época estudiada una tendencia multipartidista a causa, principalmente, del patrón particular de distribución espacial del apoyo electoral. Como la concentración regional de subgrupos es alta, la probabilidad de supervivencia de un partido menor también es alta. Un tercer partido puede movilizar fácilmente a los votantes que no son de la región y que están descontentos con el partido regional; por lo que las divisiones regionales provocaron, en este caso, un multipartidismo con sistema electoral de pluralidad de miembros individuales; según palabras del propio Kim Jong Ho.

La elección para la Asamblea Nacional en 1988 el DJP obtuvo 125 asientos sobre 299; El PPD, de Kim Dae Jung, ganó 71 convirtiéndose en la primera minoría; el RPD, de Kim Young Sam, y el NDRP, de Kim Jong Pil, aseguraron 59 y 35 respectivamente. Del análisis de los resultados se aprecia que la elección hubo de significar un revés para el oficialismo, ya que los tres partidos opositores obtuvieron una mayoría considerable de las bancas para la Asamblea Nacional. La composición de la nueva Asamblea Nacional fue denominada como “yoso-yadae”, es decir, pequeño partido gobernante-grandes partidos opositores. Al no tener mayoría en la Asamblea Nacional el DJP no podía desarrollar ninguna acción legislativa sin buscar la cooperación de al menos un partido opositor.

El obstáculo que representaba el yoso-yadae ameritaron una nueva jugada audaz del presidente Roh, y en enero de 1990 él y los líderes opositores Kim Young Sam y Kim Jong Pil anunciaron la fusión de sus partidos políticos y la fundación del Partido Liberal Democrático (DLP), que se definían a sí mismos como conservadores. Vale aclarar que el conservadurismo es un concepto transversal a casi todos los líderes políticos coreanos del periodo estudiado, por lo que la apelación a este conjunto de preceptos ha servido de fuente legitimante de dicha unión, aunque en términos concretos no fue más que el resultado del cálculo político de los tres líderes.

En tanto, la abdicación de Kim Young Sam a su papel opositor fragmentó a su antiguo partido, facción que fue capitalizada por la figura de Lee Ki Taek, un antiguo miembro del RDP que estaba sirviendo en su sexto periodo como miembro de la Asamblea Nacional. Sus afines no solo eran reacios a unirse al gobierno, sino que también apoyaban a Kim Dae Jung y el PPD en ese momento. Dicho Kim calificó por su parte al hecho de la fusión como “un golpe de Estado político que ignoraba la voluntad del pueblo”. En un análisis mas minucioso es entendible la condena, también, porque la misma dificultó seriamente el futuro político de Kim Dae Jung, ya que el nuevo partido gobernante podía permanecer en el poder por largo tiempo.

Urgido por esta nueva coyuntura, Kim Dae Jung concretará la amalgama de su agrupación con la de Lee después de las elecciones para Asambleas locales en junio de 1991, puesto que dos partidos opositores no iban a poder hacer frente al nuevo partido oficialista en las próximas elecciones para la Asamblea Nacional y presidenciales de no aunar esfuerzos. La alianza se concreta en septiembre de 1991 y el producto político de tal movimiento buscaba no sólo dividir la base de poder de su rival Kim Young Sam, sino también superar la imagen pública de su partido como uno regional confinado a Cholla.

La confrontación abierta entre el gobierno de Roh y el conglomerado Hyundai, propiedad de Chung Ju Yung, fundador y presidente, estallo en la parte final de 1991 al acusar el presidente a la familia propietaria del chaebol (conglomerado empresarial) de haber evadido un gran impuesto a la herencia, e imponerle alrededor de US$ 200 millones en impuestos adicionales. Hyundai es el chaebol más grande de Corea del Sur.

Fruto de la confrontación entre el oficialismo y la corporación, Chung funda un nuevo partido político llamado Partido Unido del Pueblo (PUP).

El resultado de las elecciones para la Asamblea Nacional el 24 de marzo de 1992 arroja que el DLP consigue 149 bancas (tenía 219 luego de la fusión); El PD, de Kim Dae Jung, ganó 97 bancas (27 más que en 1988), saltando del 19% al 29,1% y realizando una gran elección en Seúl; mientras que el PUP, por su parte, consiguió 32 escaños y un 17% del total de votos. En tanto también merece mención la elección de 22 legisladores independientes, duplicando la cantidad de bancas obtenidas en 1988. Del 73% de los votos en 1988 (sumando los tres partidos) a 38,5% reflejó una nueva derrota para el presidente Roh. Sin embargo, el DLP tuvo pocas dificultades en restaurar la mayoría al lograr la adhesión de 22 parlamentarios independientes a sus filas.

Nuevamente se percibe que el escenario político se encuentra predominantemente enfocado en la figura de los líderes; lo endeble de la ligazón entre simpatizante y líder posicionó al seguidor pasivamente en los proceso de toma de decisiones que debieron ser potestad de la institución partidaria, resultando estas decisiones del cálculo estratégico de las grandes figuras, como el caso de las uniones partidarias. Lo común entre la clase política coreana vino del lado de la aversión del pueblo coreano a todo lo asociado a la izquierda y al consenso acerca de los postulados conservadores lo cual, empero, no determinó un cimiento ideológico que primase por sobre las ambiciones particulares de la cúpula dirigencial política coreana.

Bibliografía

-Kim, Jong Ho, “Los partidos políticos y el proceso d democratización en Corea del Sur” en Desarrollo económico y democratización encorva del Sur y el Noreste Asiático, Córdoba, 1998

-Mera Carolina (compiladora), Estudios coreanos en América Latina, Selección de capítulos. Ed. Almargen, La Plata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s