Creación de la Defensoría del Vecino (Propuesta)

a5638-bandera-argentina-bandera-de-argentina

Publicado el 21/feb/15

A la hora de encarar un análisis sobre el tema de la inseguridad valen aclarar ciertos puntos, el primero es la naturaleza de un conflicto que hace más de 20 años viene estando en boca de todas las personas y, en los últimos años, es la preocupación más importante que tiene la población. Luego importa medir la efectividad de las políticas públicas aplicadas por el Estado en este último tiempo; y finalmente ofrecer un abanico de posibilidades para intervenir positivamente en el asunto.

En 2014 el Municipio de San Fernando ejecutó $64M en seguridad, de los cuales sólo $1,5M fueron a cuadras solidarias y Foros de seguridad. Es correcto decir que la inseguridad es una sensación si entendemos que despierta emociones en la persona el sospechar de algún movimiento y no tener presencia policial cerca. Creo que se debe romper con esa dependecia a la policía y que desde el Municipio se puede fomentar una nueva relación de cooperación entre los diferentes actores intervinientes, decimos la policía, el Municipio, la fiscalía y, fundamentalmente, el vecino.

En la misma sintonía, es bueno saber que la misión del Defensor del Pueblo “es la defensa y protección de los derechos humanos y demás derechos, garantías e intereses tutelados en esta Constitución y las leyes, ante hechos, actos u omisiones de la Administración; y el control del ejercicio de las funciones administrativas públicas. El Defensor del Pueblo tiene legitimación procesal” (Art.86, Constitución Nacional). 

Un reflejo claro del atropello del kirchnerismo frente a la república y el respeto por el derecho de los ciudadanos es que la Defensoría del Pueblo de la Nación se encuentre acéfala y el Dr Carlos Eduardo Bonicatto lo sea de la Provincia de Buenos Aires. En el curriculum de dicho funcionario figuran pergaminos como:

  • Diputado Provincial PJ 1993 – 2005.
  • Diputado Provincial  Frente Para La Victoria, 2005 – 2009.
  • Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, 25 de febrero de 2010 – actualidad.

No es la trayectoria ideal para la persona que nos defiende de los atropellos de la Administración de una provincia que desde el año 1987 es gobernada por el PJ.

Por eso estoy convencido que es una buena herramienta para el ejercicio de la ciudadanía el crear la figura del Defensor del Vecino frente a los atropellos de la Administración municipal; porque sería autónomo, manejaría sus propios recursos, sería elegido por concurso público con participación de organismos de derechos humanos, y agilizaría la solución de los reclamos del vecino al establecer un diálogo más formal  entre la justicia y el vecino o la población damnificada ya que a través del asesoramiento y la gestión de quejas, colabora para resolver problemáticas referidas al ejercicio de los derechos. Es bueno saber que éste tiene competencias en ámbitos como discapacidad, consumidores y contribuyentes, salud, ambiente y desarrollo sostenible, seguridad social, infancia y adolescencia, educación, igualdad de género y seguridad vial; por lo que varios de los problemas cotidianos de los vecinos tendrán una vía alternativa de gestión por medio de ésta institución.

La inseguridad es un problema social, ya que refiere a comportamientos de personas frente a los otros, a la justicia y al mundo del trabajo. La forma de acumular bienes para un laburante es el principio de la explicación de porqué el trabajo es el generador genuino de riquezas en una sociedad como la nuestra. La calificación del trabajador depende del esfuerzo individual y de las posibilidades que tenga a su alrededor; el Estado no es responsable frente al mérito individual, pero sí de brindarnos una educación de cada vez mayor calidad y al alcance de quien más lo necesite, sumado a un sistema sanitario que nos proteja integralmente. Decimos que también es una problemática [la inseguridad] que refiere a comportamientos frente a la justicia ya que es en el temor del individuo de ser castigado por una justicia incorruptible y profesional que en algunos individuos se materializa la voluntad de cumplir la Ley. Los valores humanos y el respeto a la Vida del Otro son, de seguro, el aspecto más sensible; la moral colectiva es tarea de la sociedad en su conjunto antes que una exigencia que se le deba hacer el Estado exclusivamente. Aunque es verdad también que en una sociedad sana, libre de drogas, es en donde deben darse estos debates fundamentales; porque el Poder no puede proteger a la gente, ser socio del narcotráfico y amparar a los delincuentes; o se está de un lado, o se está del otro.

Con la firme convicción de que los derechos se han conquistado para ser disfrutados y  porque donde hay una necesidad hay un derecho, llevemos el debate político hacia los problemas de la gente y solidaricémonos con quienes más nos necesitan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s