Sistema generalizado de preferencias

Introducción

Los países menos adelantados (PMA) se caracterizan por una fuerte carencia de tecnología, bajos niveles de productividad y elaboración de productos de calidad muchas veces deficiente. Por lo tanto, independientemente de su escaso grado de desarrollo y de diversificación industrial, las posibilidades de expansión de estos países de las ventas al exterior de productos de mayor valor agregado son habitualmente limitadas. En tal sentido, ya desde la conformación misma del GATT1 fue planteado que para reforzar las exportaciones de productos manufacturados de los PMA, los países más adelantados debían conceder un trato arancelario más favorable. De este modo quedó planteada la necesidad de otorgar preferencias por parte de dichos países en favor de los PMA.

Para 1968 (año de la aprobación del SGP) la economía mundial se encontraba con dos bloques antagónicos, el soviético (de base socialista) y el estadounidense (de fundamentos capitalistas). La posición de los PMA en ambos era desventajosa por la mencionada diferencia de capacidad productiva respecto a los países centrales, por lo que resultó imperioso apelar a la multilateralidad para proteger a las industrias más débiles e incipientes del libre comercio y así poder modernizar su infraestructura y hacer frente a las crecientes presiones sociales provocadas por el fenómeno de masas que implicaba el Estado Benefactor2 y todas sus variantes.

 

Sistema Generalizado de Preferencias (SGP)

La Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) celebrada en Ginebra en 1964 aprobó quince principios generales para el comercio mundial destinados a proteger en parte los intercambios de los PED, de los cuales el octavo estableció que: “(…) los países desarrollados deberán conceder preferencias a todos los países en desarrollo y ampliar a estos países las preferencias que se conceden mutuamente entre sí, sin que al conceder éstas u otras preferencias exijan en compensación, preferencias por parte de los países en desarrollo.”3

Una nueva reunión de la UNCTAD en Nueva Delhi en 1968 reiteró que los objetivos del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) deben realizarse sin reciprocidad ni discriminación a favor de los países en vías de desarrollo y apuntarían a tres objetivos: aumentar los ingresos de exportación de los PMA; favorecer su industrialización; y acelerar el ritmo de su crecimiento económico.

En 1971 las Partes Contratantes del GATT aprobaron una excepción al Artículo I del GATT de 1947 por un período de diez años para habilitar la existencia de los esquemas SGP. Desde 1971 y hasta 1979, en sucesivas conferencias ministeriales de la UNCTAD(Santiago, 1972; Nairobi, 1976 y Manila, 1979) se avanzó hacia la conformación definitiva de los esquemas del SGP.

La Ronda Tokio del GATT (1973-1979) aprobó la “Cláusula de Habilitación” que estableció una exención permanente a la cláusula impuesta en 1971 a fin de que los países otorgantes de preferencias pudieran conceder un trato arancelario preferente en el marco de sus respectivos esquemas del SPG.

Actualmente hay 12 esquemas nacionales de SGP y presentan características generales comunes en tópicos como países donantes de preferencias; países beneficiarios; productos incluidos en los esquemas; cuantía de las reducciones arancelarias; normas de origen; países menos adelantados; y preferencias especiales. En tanto los países que otorgan preferencias bajo esquemas SGP son Australia, Bielorrusia, Bulgaria, Canadá, Comunidades Europeas, Estados Unidos de América, Federación de Rusia, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Suiza y Turquía.

Régimen Internacional

 

Se entiende por régimen internacional a la sumatoria de principios (explícitos e implícitos), normas, reglas y procedimientos decisionales en torno a los cuales convergen las expectativas de los actores en un área determinada de las relaciones internacionales. Porprincipios se entiende a las convenciones de hecho que determinan los propósitos a alcanzar en tanto régimen, conceptos teóricos que se encuentran en el espíritu de la acción multilateral, es decir, la determinación en última instancia del objetivo de las políticas intraregimen. Luego por normas se hace referencia a las pautas de conducta definidas en término de derechos y obligaciones, mientras que las reglas comprenden las prescripciones y proscripciones específicas para la acción. Su frontera es difusa y la diferencia sustancial radica en que estas últimas brindan un mayor detalle sobre los derechos y obligaciones, por lo que su modificación es mas simple que la de una norma ya que pueden existir más de un conjunto de reglas destinados a lograr un objetivo específico, mientras que las normas no pueden ser contradictorias porque relativizarían los principios que hacen de pilares de la construcción.

Estos tres aspectos (principios, normas y reglas) se encuentran estructuralmente interrelacionados, aunque los cambios de regímenes devienen de crisis en los principios y las normas4. Luego los procedimientos decisionales hacen mención a las prácticas que prevalecen para hacer e implementar acciones colectivas, por tanto son coyunturales.

Los regímenes internacionales son factores intermedios entre las estructuras de poder del sistema internacional (determinante de la naturaleza del régimen) y las negociaciones entre Estados.

Sin embargo, para la formación de un régimen es necesaria la voluntad de una potencia hegemónica, Keohane & Nye5 definen a ésta como un Estado con suficiente poder como para mantener reglas esenciales que gobiernan las relaciones interestatales y que, además, tiene la voluntad política de hacerlo. Mientras que Immanuel Wallerstein define a una hegemonía económica como una “situación en la que los productos de un Estado central se producen con tanta eficiencia que son parejamente competitivos en otros Estados centrales, y por tanto ese Estado central será el principal beneficiario de un mercado mundial máximamente libre” 6.

Al interior del régimen se pueden observar asimetrías con respecto a los actores que intervienen en la dinámica del sistema y este desbalance se produce gracias a un desequilibrio en la interdependencia entre dos Estados7. Por interdependencia se entiende una relación de cooperación mutua en donde existen efectos de costo recíprocos en los intercambios, lo que conlleva a una reducción de la autonomía de la individualidad (el Estado es la unidad de análisis tomada en este caso). Diferente es el caso de la interconexión en donde las interacciones no implican efectos de costo significativos.

El concepto interdependencia nos permite calificar a una unidad como sensible o vulnerable. Dícese sensible a un Estado que posee capacidad de respuesta influyente dentro de una estructura política, esto supone que el marco de acción permanece invariable y que la contingencia ante los efectos de costo de la acción son impuestos desde el exterior. En tanto la vulnerabilidad refiere a una disponibilidad relativa de bienes que coloca al actor en posición de desventaja ya que continúa experimentando costos impuestos por acontecimientos externos aún después de haber modificado sus políticas. Keohane argumenta que la vulnerabilidad explica la estructura política de las relaciones de interdependencia. Por lo tanto es en la interdependencia asimétrica donde radica la fuente de poder al interior de un régimen.

Las relaciones interdependientes son también calificadas de complejas por las siguientes características: a) La existencia de canales múltiples de comunicación provocan gran fluidez de información que circula tanto dentro como por fuera de la égida del Estado; b) la ausencia en la jerarquía de temas hace referencia a que es la coyuntura quien determina la agenda y no un aspecto específico de las relaciones internacionales; y c) lafuerza militar no es empleada contra agentes con los que existe una relación de interdependencia compleja.

Los organismos internacionales en tanto, son mucho mas apreciados por los PMA debido a que poseen un alto valor potencial en materia de estrategia de interés particular en el plano internacional ya que son un marco propicio para generar la confianza suficiente que devenga en acuerdos de cooperación mutua, mientras que negociar bilateralmente con potencias de mayor envergadura representaría una desventaja significativa a la hora de negociar (es directamente proporcional al tamaño de la potencia el grado de desventaja) por el peso de las imposiciones que pueda imponer un PMA individualmente que un bloque.

El liderazgo norteamericano

Luego de la 2da. Guerra Mundial la estrategia de Estados Unidos se centró en la contención del avance soviético desde el este y en la consolidación del bloque occidental a través del Plan Marshall8 y la Doctrina Truman9; conjunto con el fomento de una economía política global capitalista basada en el multilateralismo y en reglas aprobadas por EEUU.

Su liderazgo se basa en un sistema monetario internacional estable cuya moneda presenta una tasa de cambio estable dentro del circuito financiero internacional; un suministro de mercados abiertos a productos con bajas tarifas arancelarias y/o nulas restricciones; y un petróleo a precio estable a los miembros del régimen comercial.

El desarrollo de una economía política internacional satisfactoria dependía de una no discriminación comercial conjunto con un desarrollo y prosperidad de los otros países capitalistas, que a su vez dependían de los precios razonables y la disponibilidad de la importación de petróleo de oriente medio.

Para estimular la cooperación dentro de un nuevo régimen internacional bajo los pilares anteriormente expuestos fueron necesarias una suma de instituciones de orden trasnacional para asegurarse el control de las acciones de los agentes. En 1944 se firman los acuerdos de Bretton Woods dando origen al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al BIRD (futuro Banco Mundial), destinados a facilitar comercio liberal y los pagos de empréstitos. En 1947 se crea el GATT, hacia la década de los 50 se solidifica el eje EEUU-Japón-Europa Occidental y luego de 1958 existe un auge en la cooperación hegemónica.

Conclusión

Entendiendo que un régimen esta compuesto por principios, normas, reglas y procedimientos decisionales; conociendo que la alteración de los conceptos teóricos que se encuentran en el espíritu de la acción multilateral conjunto con las normas que regimientan el accionar, provocan los cambios de regímenes según Robert Keohane; comprendiendo que la situación coyuntural analizada en el presente trabajo corresponde a una época de consentimiento generalizado sobre el concepto “industrialización”; y observando que el SGP lo que busca es un fomento a ciertas industrias locales con capacidad de competir en el mercado mundial; me llevan a sostener que este sistema no busca una reforma de fondo ni una sustitución de los principios fundamentales, tampoco se interroga sobre ellos, sino que lo que se busca lograr es una mayor integración de diferentes economías en mercados abiertos a voluntad de cada país desarrollado pues, en definitiva, termina siendo el “benefactor” quien determina las condiciones de los intercambios al dictaminar los esquemas nacionales de los SGP que regimientan qué productos y países cuentan con la ventaja.

Una causa profunda de esto hay que buscarla en los términos de interdependencia que definen la relación entre benefactores y beneficiados, la pregunta se centraría en saber si es interdependencia o interconexión lo que une a las economías centrales a los PMA. Sabiendo que la diferencia entre ambos conceptos radica en el punto que la interdependencia se da en los casos en donde existe una relación de cooperación mutua con efectos de costo recíprocos en los intercambios, mientras que la interconexión refiere a la misma situación pero con costos más tolerables; en este caso creo que la motivación principal de las concesiones es buscar una mayor legitimidad en un bloque de países con claras diferencias entre agentes dentro de un contexto de mundo bipolar, lo que, al ser un enemigo tan fáctico y antagónico (como el caso de la URSS), hace que las reglas y procedimientos decisionales deban estar en constante dinámica al interior del régimen para garantizar cohesión en tanto bloque y legitimidad al exterior del régimen para seducir a potenciales “descontentos” con el régimen socialista o con los países no alineados.

No creo exista una necesariedad por parte de los agentes poderosos respecto a los productos que puedan ofrecer los PMA; lo que si sostengo es que hay una vulnerabilidad muy fuerte de parte de los PMA con respecto a los bienes ofrecidos por las economías centrales pues, en contexto de libertad de comercio, sería incompetente o poco competitivo el producto periférico respecto al desarrollado.

Otro aspecto interesante de analizar es que al no existir una jerarquía de temas en la agenda internacional haya llegado a ser relevante una resolución que dictó la UNCTAD y que devino en un cambio de posiciones al interior del GATT, organismos no vinculantes entre si.

Lo que posibilitó la puesta en agenda de la cuestión es el respaldo recibido al interior de las Naciones Unidas que, al ser el organismo interestatal mas legitimado y, al ser éstos mayoritariamente mas apreciados por los PMA, el consenso generalizado sobre la cuestión proporcionó la presión suficiente para adoptar una medida que en el corto plazo alteró la significación de libre mercado al discriminar entre agentes, si bien en última instancia terminó fortaleciendo al mercado en sí al dotar de mayor autonomía relativa a los agentes más atrasados del régimen; pues al tener mayor capacidad de producción tienen mayor capacidad de compra y esas transacciones al interior del régimen acrecientan la interdependencia del agente para con el bloque, lo que termina cumpliendo con la premisa de mercado multilateral de intercambio capitalista. Mientras que dos de los pilares del liderazgo estadounidense son una moneda de intercambio comercial a tasa estable legitimada a nivel internacional, y la mantención de mercados abiertos al comercio.

Por ello afirmo que el SGP refiere a un cambio en las reglas del sistema ya que lo que se aplicaron fueron estímulos a la producción local mediante beneficios arancelarios y no supuso, por ejemplo, una reforma a la idea fuerza de libre comercio, sino mas bien una concesión para mejorar la situación estructural de agentes con procesos de desarrollo tardío o incompleto.

Notas

 

1 General Agreement on Tariffs and Trade. Acuerdo multilateral, creado en la Conferencia de La Habana, en 1947, firmado en 1948, por la necesidad de establecer un conjunto de normas comerciales y concesiones arancelarias, y está considerado como el precursor de la Organización Mundial de Comercio. El GATT era parte del plan de regulación de la economía mundial tras la Segunda Guerra Mundial, que incluía la reducción de aranceles y otras barreras al comercio internacional.

 

Véase http://es.shvoong.com/books/1850813-el-estado-benefactor/

3http://www.comercio.gov.ar/web/index.php?pag=168&btn=161&PHPSESSID=a625685db1b2597fdc385afdb85059c2

 

Keohane, 1984

5 Keohane & Nye, Poder e Interdependencia

 

6 Immanuel Wallerstein, 1980

 

7 Idem. 5

 

8 El Plan Marshall es el nombre por el que se conoce el Programa de Reconstrucción Europeo anunciado por el entonces secretario de estado norteamericano George Marshall en un discurso en la universidad de Harvard el 5 de junio de 1947. Ante la penuria europea y la imposibilidad financiera de comprar productos norteamericanos este plan de ayuda demandaba una coordinación previa de los países europeos para su aplicación. 16 países aceptaron la ayuda y se reunieron en una Conferencia en París en septiembre de 1947. La Conferencia tenía un triple objetivo: impedir la insolvencia europea que hubiera tenido nefastas consecuencias para la economía norteamericana, prevenir la expansión del comunismo en Europa y crear una estructura que favorecieran la implantación y el mantenimiento de regímenes democráticos. Se calcula que en total el Plan supuso una ayuda de 13.000 millones de dólares entre 1947 y 1952. El éxito del plan fue esencial para la recuperación económica y el asentamiento de los regímenes democráticos en Europa Occidental.

 

9 La Doctrina Truman fue la primera expresión importante de la política norteamericana de “contención” del comunismo durante la guerra fría. En un discurso ante el Congreso el 12 de marzo de 1947, Harry Truman hizo la siguiente afirmación: “Creo que la política de los EE.UU. debe ser apoyar a los pueblos libres que están resistiendo intentos de agresión de minorías armadas o presión exterior”. Esta política comenzó a conocerse como la Doctrina Truman. Este discurso tuvo como objetivo conseguir una ayuda de 400 millones de $ a Grecia y Turquía, países a los que ya no podía seguir ayudando una debilitada Gran Bretaña. En Grecia se desarrollaba una guerra civil entre un gobierno conservador pro-occidental y guerrillas comunistas y Turquía había estado bajo la presión soviética. El senador republicano Arthur Vandenberg, partidario de aprobar la ayuda, aconsejó a Truman que para conseguir el apoyo del Congreso debía “asustar de muerte al pueblo norteamericano”. Esto fue lo que Truman intentó hacer dibujando en su discurso un mundo dividido en dos tipos de vida, una basada en la libertad y otra en la tiranía. El Congreso finalmente aprobó una ayuda que se convirtió en el primer acto de la política de “contención” norteamericana.

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s